Noticias de Venezuela. Investigación e informaciones confirmadas

VIDEO | “Hago carros de juguete para no robar”

José Gregorio Rodríguez, llegó a Apure por accidente, ante la falta de ingresos para sobrevivir, decidió hacer carritos de forma artesanal. "Me ha gustado esta ciudad, quizás si mi situación mejora me anime a quedarme viviendo en Apure", dijo a El Pitazo

Share Button

San Fernando de Apure.- José Gregorio Rodríguez tiene 23 años de edad, es oriundo de Carúpano estado Sucre, y llegó a Apure por casualidad, pero se quedó hace tres meses por accidente. Buscando trabajo por las calles de su pueblo se topó con unos caveros que tenían como destino la ciudad de San Fernando de Apure; a José Gregorio le ofrecieron trabajo ayudando a cargar y descargar con hielo y pescado la cava en las ciudades donde les tocaba hacer entrega. Al llegar a la entidad llanera, José Gregorio tuvo tres días de arduo trabajo, pero, para el cuarto día que era cuando tocaba regresar a su pueblo, sus empleadores no lo despertaron y lo dejaron a la deriva en una ciudad que no conocía en lo más mínimo.

Viendo su situación, y tras dos días sin haber comido algo decente, José Gregorio gastó lo único que le quedaba de dinero alquilando por una hora una computadora en un café de la ciudad, trató de hacer contacto con sus familiares y amistades en Carúpano pero nadie le respondió de la forma en la que él esperaba, con los últimos minutos en la PC aprovechó para buscar vídeos que trataran sobre manualidades con materiales reciclables, para luego él intentar hacerlo, vender el producto, y sobrevivir. Y así fue, el joven de 23 años dejado a su suerte en la capital de Apure, aprendió a hacer carros de juguetes con envases vacíos de refrescos, esos carros los vende en Bs. 5.000, y cuando logra vender alguno invierte todo el dinero en comida.

Lea también: Hasta Bs. 500 se paga por una teta de azúcar y de café en las calles de Caracas

Un banquito de la plaza Bolívar en su cama por las noches. Y asegura que no ha tocado la puerta a ninguna institución pública o privada pidiendo ayuda porque “sabe” que no la conseguirá. Por eso prefiere ponerse a hacer los carritos de juguetes y así poder comer, antes de ponerse a delinquir.

Share Button

Comentarios

pito

RELACIONADOS