Noticias de Venezuela. Investigación e informaciones confirmadas
PITAZOS DEL DÍA: Tareck El Aissami Yuca amarga Wilmito Caso Odebrecht

El billete que dijo adiós y nunca se fue

Este miércoles 11 de enero se cumple un mes del anuncio que sacudió al país, luego de que el presidente Maduro diera 72 horas para sacar al billete de 100 bolívares de circulación

Share Button

| Foto referencial: Rayner Peña R. 

 

“Queda sin efecto el billete de 100 bolívares en el territorio nacional. Daremos un plazo prudente para que quienes tengan billetes lo declaren ante la banca pública y ante el Banco Central de Venezuela (BCV)”.

Ese anuncio lo realizó el presidente Nicolás Maduro el pasado 11 de diciembre durante la transmisión de su programa “Contacto con Maduro”. “En 72 horas, a partir de la publicación del Decreto de Emergencia Económica, podrán canjear o depositarlos. Luego habrá un período de 10 días para que el BCV continúe en sus taquillas con el Sebin ahí, haciendo el canje todo el que quiera”, explicó.

Durante esas 72 horas, tanto el Presidente como el ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, se ocuparon de justificar la medida. Por un lado el primer mandatario apuntó a Cúcuta y a las mafias que serían destruidas al dejar sin valor el billete de 100 bolívares.

Pero Reverol ofreció una versión más sofisticada. Una operación para aniquilar la economía venezolana estaba en marcha. Se planificó desde el 1500 Pennsylvania Avenue, tan cerca de la Casa Blanca como a un cruce de semáforo, en la ciudad capital de EE.UU.

Allí se encuentra la sede del Departamento del Tesoro, desde donde los agentes encargados de la misión captaron a Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que a su vez tejieron las conexiones con grupos de delincuencia organizada para lograr extraer la mayor cantidad de billetes de 100 bolívares, el de mayor denominación de Venezuela, y transportarlos a la República de Colombia y de allí a Europa.

Esta ONG operó una gigantesca red de tráfico de la moneda venezolana. Almacenes por toda Europa escondían grandes sumas de billetes de 100 bolívares para hundir a la economía del país y repatriarlos una vez se instalara otro mandato. “De acuerdo con las investigaciones, estas cuantiosas cantidades de dinero fueron depositadas en Suiza, Polonia, Ucrania, España, Alemania y la República Checa”, dijo el Ministro.

El Pitazo hizo la tarea. Se comunicó con cada una de las entidades policiales de estos países, con Interpol y Europol, pero ningún organismo afirmó conocer sobre esta investigación. Tampoco el Gobierno venezolano ha informado más nada sobre el tema o la identificación de los responsables de desaparecer el billete de 100 bolívares. Aquí encontrará la historia completa que ese 12 de diciembre conoció Venezuela sobre cómo una nueva conspiración estaba en marcha.

¿Protestas, billetes escondidos o sabotaje internacional?

Las mafias de Cúcuta y la red que sacó los billetes hacia Europa dieron paso a otras justificaciones para anunciar una primera prórroga de la vigencia del billete de 100 bolívares. “Yo he decidido prorrogar, por decreto de emergencia especial, la vigencia del billete de 100 bolívares hasta el 2 de enero de 2017, para la comercialización en los establecimientos y la actividad legal dentro del territorio venezolano. Billetes hay, pero los habían escondido”, anunció Maduro el sábado 17 de diciembre, casi una semana después de dictar la medida de desmonetización.

El primer mandatario argumentó que la prórroga se daría por el sabotaje internacional contra los aviones que traerían a los billetes del nuevo cono monetario. “Teníamos que tener aquí parte de los nuevos billetes de 500, de 2.000 y de 20.000, pero no pudieron llegar porque nos sabotearon los aviones de carga especial”, y afirmó que Venezuela era víctima de una persecución para que los nuevos billetes no pudieran llegar al país.

Para los especialistas, la inexistencia del nuevo papel moneda, aunada a la crisis que provocó el retiro de más de 80% del billete de 100 bolívares del sistema económico nacional, torció el brazo ejecutor del Gobierno venezolano y lo forzó a extender su plazo de vida. “Sacar de circulación 80% de las existencias del billete más común fue una locura y soberana estupidez; era lógico que el Gobierno extendiera los días, pero se dio cuenta tarde, cuando el daño estaba hecho y el caos se propagaba sin control ante las medidas arbitrarias”, dijo el economista Luis Oliveros, quien a través de su cuenta en Twitter hizo responsable a Maduro de la crisis que se vivió en el país.

Cuatro días antes de la fecha límite de vigencia del llamado “marrón”, el Jefe de Estado hizo otro anuncio: “He decidido sacar por decreto la extensión hasta el 20 de enero de la vigencia de los billetes de 100 bolívares”, dijo desde el Palacio de Miraflores el 29 de diciembre pasado. “El país está buchón y no hay apuro. Los tengo derrotados”.

De conspiración nada se sabe, como sí las consecuencias

La medida que se conoció pasada la tarde de ese domingo 11 de diciembre se aplicaría en principio a partir del 12 de diciembre, pero un día después sería lunes bancario, detalle del que los miembros del Ejecutivo se percataron en plena cadena nacional gracias al grito de uno de los presentes.

Aun así, el mandatario contó que la decisión se tomó tras una investigación que se realizó durante dos años y que determinó la existencia de una mafia de extracción de papel moneda y del billete de 100 bolívares hacia Colombia y Brasil. “Almacenes enteros de billetes de 100 bolívares hay en Cúcuta, Cartagena, Maicao, Bucaramanga”. Por ello, el anuncio vino de la mano con el cierre de la frontera de Venezuela con Colombia. “Cerrar inmediatamente todas las posibilidades terrestres, aéreas y marítimas, para que no regresen esos billetes que se llevaron y ellos se queden con esa estafa en el exterior”.

Ese mismo día publicaron el decreto en la Gaceta Oficial Extraordinaria Número 6.275, por lo que las redes sociales y medios de comunicación independientes recibieron el bombardeo de un país sumido en la angustia de salvar, en apenas horas, el dinero disponible en vísperas de las fiestas decembrinas para acudir a la banca pública a realizar el trámite mandatorio.

El desconcierto, palpable incluso en los análisis de los desconcertados expertos en materia económica, puso el acento en lo inconveniente que resultaba la aplicación de la medida en un tiempo tan corto. “El anuncio del presidente Maduro de sustituir los billetes de 100 bolívares en apenas tres días en la banca pública y luego durante diez días en el BCV, luce temerario“, dijo el diputado y economista José Guerra, quien no salía de su asombro.

Guerra le exigió al Presidente prorrogar la medida para evitar una situación crítica en el país. “Más de 80% de los billetes que están en circulación en Venezuela son de 100 bolívares”, y sin asomo de la nueva familia del cono monetario anunciada para ese 15 de diciembre, el panorama no podía ser peor. “Esto afecta en particular a los más pobres, al buhonero, al taxista, a la economía popular del país, que la tiene hoy paralizada. Es muy grave lo que está pasando, es un empeño del Gobierno de hacerle daño al pueblo venezolano”, dijo en una entrevista radial difundida por RCR750.

Un día después, el 12 de diciembre, Maduro volvió a tomar la palabra. Anunció que la banca privada aceptaría los ahora indeseables billetes de la más alta denominación en el país. La frenética carrera de los venezolanos tendría su fin el jueves 15 de diciembre, fecha a partir de la cual la operación de canje sólo sería posible en el BCV, dejando a su paso la tragedia en 12 estados del país, la más grave ocurrida en Bolívar, entidad en la que los saqueos y protestas dejaron pérdidas millonarias y familias enteras en la ruina. La mecha se prendió en Maracaibo, donde tenedores de los billetes de 100 se vieron imposibilitados de canjearlos en la sede del BCV de la capital zuliana porque el Gobierno centralizó todo en Caracas. Luego hubo protestas en El Callao y Guasipati. Más tarde en Ciudad Bolívar, municipio Heres, capital del estado Bolívar, donde se vieron las escenas de ruina y destrucción de la furia callejera. El saldo final fue de 465 locales saqueados tan sólo en Heres, tres muertos y decenas de heridos.

Lee más: Desabastecimiento, colas y desempleo dejan saqueos en Ciudad Bolívar

¿Y dónde están los nuevos billetes?

En la madrugada del 27 de diciembre, el vicepresidente del BCV, José Khan, recibió 710 cajas en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía y dijo que el cargamento completaba 60 millones de unidades de billetes de 500 bolívares, es decir, un promedio de casi 2 billetes por venezolano. Fue el último lote, de tres que llegaron al país durante el cierre del año.

“No pudieron detenernos”, dijo Maduro en referencia al Departamento del Tesoro de EE.UU, organismo que estuvo detrás del retraso de la llegada de la nueva familia de monedas venezolanas. “Van a llegar los billetes de 1.000, 2.000, 20.000 y más billetes de 500. Vamos a acumular eso y cuando salgamos vamos a estar completitos con todo el cono monetario”, dijo.

A nueve días de haberse iniciado 2017 no hay noticias sobre la llegada de estos billetes a las manos de los venezolanos. El economista Jesús Casique aseguró el pasado 2 de enero que antes del 20 de enero el Gobierno anunciará una nueva prórroga sobre la vigencia del billete de 100 bolívares, obligado por la forma atropellada en que realizan la incorporación del nuevo cono monetario. “Lo que se debe hacer es permitir la circulación en paralelo de nuevos y viejos billetes”, dijo en una entrevista en Globovisión.

El hecho de que los nuevos billetes no circulen a solo 10 días de la supuesta despedida del billete de 100 bolívares, genera más preguntas que certezas sobre el proceso de normalización de la familia de especies monetarias en el país, a pesar del anuncio hecho por el presidente Maduro en la tarde del 9 de enero, en el que aseguró que el 16 del presente mes estos entrarán en circulación.

La mayoría de los expertos del área económica afirman que un par de días previos al 20 de enero, el rebelde billete hará una nueva salutación y prolongará su existencia en las manos de los venezolanos.

Share Button

Comentarios

pito

RELACIONADOS