Noticias de Venezuela. Investigación e informaciones confirmadas

VIDEOS | Abstención y lágrimas: la disputa en la Asamblea por declarar la “falta absoluta” de Maduro

Pese a que el TSJ estableció que el Parlamento no tiene atribuciones para destituir al Presidente, la mayoría de oposición declaró la falta absoluta de Maduro un día antes de cumplir la mitad de su período, como una vía alterna a la inexistente figura del “juicio político”. AP se abstuvo

Share Button

La Asamblea Nacional aprobó el acuerdo de “abandono de cargo” del presidente de la República | Foto: Rayner Peña R.

Caracas.- Para terminar lo que empezó el 13 de diciembre con la declaratoria de la responsabilidad política al presidente Nicolás Maduro, la Asamblea Nacional aprobó en la primera sesión ordinaria del 2017 el abandono de cargo del Jefe de Estado, bajo el grito de “elecciones ya” y envuelta en momentos de tensión por desacuerdos entre partidos que integran la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Según las referencias de la Constitución sobre “faltas absolutas” hechas por la oposición, esta acción debería llevar a la convocatoria de comicios presidenciales en los próximos 30 días.

Después de dos reuniones y horas de discusión en la mañana, la fracción parlamentaria de la alianza opositora llegó a un acuerdo: Avanzada Progresista (AP) –que había anunciado un día antes no respaldar la declaratoria de abandono del cargo– se abstendría pero sin derecho de palabra. La intención era disimular la división, camuflarla con discreción. A mitad de camino, sin embargo, Vente Venezuela rompió el pacto.

Lea también: AN aprueba acuerdo para declarar “abandono del cargo” de Maduro

Juan Carlos García, representante de la organización comandada por María Corina Machado –aún no inscrita como partido político ante el Consejo Nacional Electoral– alzó la mano para solicitar que la votación fuese nominal. Aunque la junta directiva concedió la petición, la plenaria estalló en murmullos. El recién instalado presidente de la mayoría legislativa, Julio Borges, se vio en la obligación de interrumpir dos veces la lectura del acuerdo para solicitar silencio en el hemiciclo.

Varios parlamentarios se acercaron a razonar con García, entre ellos Richard Blanco (ABP) y Juan Miguel Matheus (PJ). Resultó evidente que el cambio de estrategia de Vente sorprendió a muchos. Testigos ubicados en el palco de prensa aseguraron haber visto a García hacer la solicitud ante la Cámara tras atender una llamada telefónica.

Entretanto, los diputados del Gran Polo Patriótico miraban el altercado con disfrute. Gozaron señalando a los legisladores más eufóricos, hasta que llegó el momento de votar y se retiraron en bandada del hemiciclo. Si bien los parlamentarios fueron nombrados uno a uno, la disputa salió a relucir cuando tocó el turno al estado Lara: la médico María Teresa Pérez y el coronel retirado Teodoro Campos se abstuvieron, atendiendo el llamado del gobernador y líder del partido, Henri Falcón.

Campos solicitó un derecho de palabra para exponer la posición de su grupo y Borges le respondió que le correspondería al finalizar la votación. En seguida, alguien gritó desde el palco: “Entreguista, vagabundo”, palabras que fueron condenadas de inmediato por la audiencia. Sin darse cuenta, el presidente de la Asamblea dejó encendido su micrófono mientras explicaba al primer vicepresidente Freddy Guevara que el protagonista de los improperios era hermano del diputado Juan Carlos García.

Contra todo pronóstico, Julio César Reyes, de quien se esperaba se abstuviera también, votó a favor, sumando a la victoria de la MUD 106 votos, 22 más de los necesarios para alcanzar la mayoría simple (84 diputados). Los cuatro votos restantes se debieron a la ausencia de un legislador y a que los diputados de Amazonas pidieron ser desincorporados al inicio del debate.

Antes de abandonar su curul al finalizar la sesión, la diputada Pérez se limpió con sutileza varias lágrimas de su mejilla y Campos quedó esperando por la intervención prometida que jamás se concretó.

Artículo 233 y las “faltas absolutas”

Pese a que el TSJ decretó que la Asamblea no tiene atribuciones para destituir al Presidente, la mayoría de oposición hizo caso omiso y declaró el abandono de cargo –contemplado como una falta absoluta– un día antes de que éste cumpliera la mitad de su período constitucional el 10 de enero de 2017.

La MUD equipara el abandono del cargo a las nociones jurídicas de abandono del hogar en el derecho civil; abandono del trabajo, en el derecho laboral, y al abandono de la función pública, en el derecho administrativo. Es decir, no se reduce a una ausencia física, sino que basta con no cumplir las funciones para declarar la falta absoluta.

No abandona el hogar solo el padre que se va de casa, sino el que no cumple con sus funciones como cónyuge o padre”, explicó Freddy Guevara.

Por su parte, la bancada del Gran Polo Patriótico insistió en que la Asamblea continúa en situación de “desacato”. Juan Marín, el primer representante del partido de Gobierno en intervenir, argumentó que la lógica de la Constitución no era permitir la aprobación del abandono del cargo del Presidente de la República con mayoría simple, mientras que exige para la moción de censura contra el Vicepresidente de la República y ministros la mayoría calificada de las dos terceras partes.

A continuación, alegatos expuestos por otros participantes en el debate, entre ellos Henry Ramos Allup, Freddy Guevara y Enrique Márquez:

El acuerdo, de conformidad con el artículo 233, emplaza al Poder Electoral a convocar elecciones presidenciales inmediatas, así como acudir a las instancias internacionales para continuar denunciando la “violación a la Constitución”.

Share Button

Comentarios

pito

RELACIONADOS