Venezolano que admitió la culpabilidad en caso Rincón emitió órdenes de compra a favor de Derwick

El empleado de Bariven, Christian Maldonado, participó en la adquisición de equipos de generación eléctrica con un precio superior a los $700 millones. Las firmas que vendieron ese monto fueron Ovarb, KCT Cumaná y la compañía representada por Leolpoldo Betancourt y Pedro Trebbau López

Foto: Referencial

Foto: Referencial

Por César Batiz

El 30 de diciembre de 2009 y el 20 de febrero de 2010, Bariven, la filial de Pdvsa encargada de las adquisiciones internacionales de equipos e insumos, emitió órdenes de compra de generadores eléctricos a favor de la empresa Derwick Associates, con sede en la Ciudad de Panamá. En al menos dos de los casos los documentos los suscribe el analista de compras de la petrolera en Houston, Christian Maldonado, el mismo que este 22 de marzo admitió la culpabilidad en el proceso penal que involucra a los venezolanos Roberto Rincón y Abraham Shiera en Estados Unidos.

Maldonado, según el expediente de la Corte de Houston, aceptó, junto a sus compañeros de trabajo en Bariven, los también venezolanos José Luis Ramos y Alfonzo Gravina, y el empleado de Shiera, Moisés Millán, ser responsable de conspirar para cometer actos de corrupción.

En el caso específico de Maldonado fue acusado de haber recibido un soborno de $100 mil para favorecer las empresas de Rincón y Shiera. Ese dinero fue depositado en una cuenta abierta en Panamá.

$700 millones

Según el expediente de la corte, el empleado de Bariven participó en procesos de compras de equipos para atender la emergencia eléctrica de Venezuela, por el orden de los $700 millones.

La investigación publicada en septiembre de 2011 en Últimas Noticias, con el título Bariven compró con sobreprecio, señaló que la filial de Pdvsa compró unidades de generación eléctrica por un monto de $767 millones a Ovarb, empresa de Roberto Rincón; KCT Cumaná II International, presidida por Blas Herrera; y Derwick Associates, dirigida por los primos Leopoldo Betancourt López y Pedro Trebbau López.

De acuerdo con ese reportaje, el 20 de febrero de 2010, en el marco de la emergencia eléctrica, Ovarb vendió equipos por el orden de los $251 millones; KCT por $305 millones; y Derwick por $209 millones. En total, de acuerdo con el análisis del experto eléctrico, José Aguilar, el sobreprecio se ubicó en $403 millones.

Las órdenes emitidas por Maldonado a favor de Derwick fueron dirigidas a Pedro Trebbau, vicepresidente de Derwick. Una de ella incluye un equipo usado comprado a una empresa en Tanzania, que fue vendido como nuevo a Pdvsa por un monto de $76,1 millones, por el que la compañía proveedora obtuvo una ganancia de 100%, de acuerdo con un reportaje publicado por Armando.Info el 7 de septiembre de 2015.

Asegura Aguilar, que tras revisar nuevos documentos, el monto comprado por Pdvsa a Derwick se ubica en los $308 millones. La empresa de Betancourt y Trebbau, ni las de Rincón y Herrera eran proveedores de los equipos Rolls Royce, General Electric y Prat and Whitney que suministraron a la petrolera venezolana. Fueron registradas como proveedores de Bariven entre diciembre de 2009 y enero de 2010, sin tener ninguna experiencia crediticia, situación, que de acuerdo con personal que laboró en la filial, debió ser considerado por un analista como Maldonado, así como por sus jefes y supervisores.

El Pitazo trató de conocer la versión de Trebbau sobre las órdenes de compra recibidas por Derwick, pero no respondió el correo enviado a su dirección electrónica. Sin embargo, hace cerca de dos semanas dijo en entrevista a El Nacional sobre el estado de los equipos suministrados, que “80% de las máquinas que vendimos nunca se habían prendido, eran nuevas. El otro 20% tenía cero horas y el cliente tenía total conocimiento de esto y examinó los equipos”. Sin embargo, la documentación demuestra todo lo contrario. 81% de las turbinas son de segunda o tercera mano.

Fuentes ligadas a organismos de investigación en EEUU, informaron que las autoridades de ese país tienen un amplio listado de procesos muy adelantados, pero no los revelarán de inmediato para no dar oportunidad al Gobierno nacional de que tome esos hechos como una intromisión en la política interna.

Share Button
Visto 74 veces

Comentarios